Llevar un rosario en el gran día tiene una simbología religiosa,  desde tiempos antiguos  la novia llevaba en sus manos un pequeño misal y un rosario el día de su  casamiento.

Hoy en día, muchas novias deciden comenzar en el gran día con una nueva tradición a partir de la familia que se esta formando y deciden salir en busca de un rosario que las acompañe camino al altar para luego pasarlo a las futuras generaciones.

La diseñadora y artesana Claudia Soler descubrió que encontrar un rosario lindo para el gran día no era tarea fácil, decidió entonces reciclar esta antiquísima tradición que  encierra un sentimiento espiritual  profundo para las que creemos en Dios y comenzar con su emprendimiento.

Claudia utiliza en sus rosarios materiales nobles como cristales checos enhebrados en alpaca que no se deterioran con el tiempo, lo que permite que luego de la boda, el rosario no se guarde en un cajón, sino que se use o forma parte de la decoración del nuevo hogar. Según Claudia “El rosario se convierte en una pequeña reliquia de la nueva familia que se formo.”

Claudia siente debilidad por las imágenes de las Vírgenes, sobre todo la Virgen María y la Virgen Milagrosa y trata siempre de incluirlas en los rosarios.

13473772_1039137722844964_1417572578_n

13460864_1039137692844967_1908712341_o

13460872_1039137612844975_1367845836_o
13453584_1039137739511629_1014966616_n¿Querés ver todas las opciones que podes elegir? No te pierdas los rosarios de Claudia Soler y su novedosa puesta en #noviasweekend el 30 y 31 de Julio en Dazzler Hotel

404021_523777454304219_850877631_n

Claudia Soler

Cel.099 628 262

Mail: soler.accesorios@gmail.com

Facebook: Claudia Soler

 

 

Pin It on Pinterest

Share This