El vestido es el gran protagonista y el centro de todas las miradas, no hay casamiento sin vestido. Si todavía no te decidiste por el diseño de tu  traje de novia, no dejes de tomar nota.  No todas las mujeres somos iguales y no a todas lo mismo nos luce bien.

Deja volar tu imaginación, imagínate realizando la entrada, bailando el vals  y disfrutando junto con tu marido y como te gustaría lucir. En el gran día, no dejes de ser tu misma para sentirte cómoda y radiante. Las novias de hoy  en día tienen infinitas posibilidades, ya casi no existen reglas para dar el si quiero. Realiza  una lista de las cosas que te gustaría ver en tu vestido: tela, escote, cola y texturas.

No te estreses si no encuentras el diseño ideal en el primer intento. El diseño debe destacar tus puntos fuertes y disimular los débiles.  Tene en cuenta los consejos que te pueda dar  tu diseñador

Si sos de baja estatura, las faldas voluminosas no son la mejor opción, mejor elegí vestidos con cintura alta y escote en V para alargar tu figura.

✔Si sos alta, anímate con un vestido estilo sirena, volados o dibujos bordados.

✔Si sos  una novia de poco busto opta por  un vestido  corte imperio y con  escote halter si en cambio tenes un busto grande elegí un escote redondo y un modelo de falda amplia.Juga con drapeados a la altura del pecho para crear un diseño elegante.

✔Si tenés  cuello corto podes jugar con  escotes en V, cuadrados ó corazón, en cambio si sos de cuello largo podes dar rienda suelta a tu imaginación, solamente evita los moños altos para mantener la simetría.

✔Si no te sentís a gusto con tus brazos, utiliza a tu favor  la tendencia de esta temporada, las mangas. Podes elegir mangas japonesas, caídas o francesas.

✔Si sos una novia de cadera ancha elegí vestidos de corte imperio o en línea A que realzan la figura.

✔Para disimular algunos kilos de más elegí un diseño simple y de líneas sencillas con escote en V tanto en el frente o en la espalda para estilizarte. Evita los excesos de tela y los brillos en la parte delantera.

Elegí el diseño con suficiente antelación, al menos entre 6 a 12 meses antes de la boda, para poder realizar todas las  pruebas  y modificaciones necesarias.

Pin It on Pinterest

Share This