De todas las decisiones que deberán tomar durante los preparativos, se suma la de elegir el destino de la luna de miel.  Este viaje tiene que ser especial, diferente, pero sobretodo romántico. Además, querrán aprovechar a descansar y desconectarse después de todos los nervios y los preparativos, conocer nuevos lugares y disfrutar juntos del primer viaje como matrimonio.

Si están pensando en viajar a Italia, hoy Viajes Continental te recomienda cinco lugares que no pueden faltar en su itinerario en el país de la pasta, el helado y los paisajes de postal.

-Roma:

Si visitan Italia, están obligados a visitar su capital.  Es que Roma es una de las ciudades con mayor movimiento y actividades, donde respirarán historia en cada esquina, la tan famosa y conocida “cuidad eterna”.

Imaginen las luchas mientras recorren el Coliseo, el gran símbolo del imperio Romano y vivan años de historia mientras caminan por el foro romano.  No se pierdan la experiencia de pedir un deseo en La Fontana di Trevi, conozcan el “helado en mano” en la Plaza Navona, bajen las escaleras de la famosa Plaza Spagna y cautívense con el Panteón de Agripa.
A la noche, cenen en el barrio más bohemio y romántico de la cuidad, “El Trastevere” para comprobar con todos tus sentidos que Roma es uno los mejores sitios de Italia.

Si cuentan con tiempo, tomen un día para ir el Vaticano, lugar que les dejara sin aliento, tanto a creyentes como ateos. La plaza y la Basílica de San Pedro, la Capilla Sixtina y el museo del Vaticano merecen ser visitadas. Lo ideal contraten un tour guiado para que les expliquen cada detalle y disfrutar más aún esta experiencia. Si quieren ver al Papa, realicen esta visita el día miércoles cuando se celebra la Santa Misa en la Plaza San Pedro.

-Florencia:

Es uno de los mejores lugares para visitar en Italia, un museo al aire libre en sí mismo y donde perderse por sus calles es un placer para los sentidos. Esta cuidad merece que le dediquen varios días para conocerla y disfrutarla. El centro histórico de Florencia reúne lugares increíbles como la catedral Santa María del Fiore, el Palazzo Vecchio, la Galería Uffizi o el Ponte Vecchio. Les aseguramos que nos querrán marcharse.

-Venecia:

¿Qué decir de Venecia que no hayan oído todavía? Canales y más canales, puentes, curvas, estrechas calles y una riquísima comida para disfrutar en pareja. Una de las ciudades más románticas y lindas del mundo.

Reserven un hotel cerca del centro para perderse entre sus puentes y canales. Después de mucho caminar, tomen un descanso en la Plaza San Marcos y continúen con una visita a la Basílica. El bus acuático, llamado vaporetto, es la mejor opción para recorrer Venecia y llegar a la isla Murano y Burano, y no olviden de recorrer el Gran Canal, el más importante de la cuidad.

Al atardecer, dejen salir su lado más romántico subiéndose a una góndola y desde ahí disfrutar de los canales y de cruzar los puentes, no te vas a querer perder el Rialto, el puente más antiguo de Venecia, una experiencia que vale la pena.

Coman una rica pizza o un buen risotto en un típica trattoria italiana y no dejen de pasar por algún bacaro, pequeños bares donde los locales toman su aperitivo.

-Cique Terre:

Dicen que es una de las zonas más bellas de Italia, Monterosso, Vernazza, Corniglia, Riomaggiore y Manarola son todo un espectáculo para los sentidos. Los aeropuertos más cercanos a Cinque Terre son Milán, Florencia y Pisa. Una vez allí, deberán tomar un bus o un tren para llegar.

Si son fanáticos del senderismo pueden caminar entre los 5 pueblos y recorrerlos en aproximamente 6 hs, de lo contrario pueden tomar trenes que comunican los pueblos. Las vistas que obtendrán del Mar Adriático no las olvidarán jamás. Monterosso, es el pueblo más grande en Cinque Terre y vale la pena perderse entre sus calles. Vernazza es el pueblo más pintoresco de la región con sus casitas coloridas situadas en un acantilado. Corniglia, también cuenta con vistas al mar y lo mejor está rodeado de viñedos, así que aprovechen para disfrutar de una copa de buen vino en alguna terraza mientras contemplan el mar. Manarola, es el más antiguo de los pueblos y todas sus calles desembocan al mar. Ideal para relajarse mirando las olas y disfrutar de sus playas.
Por último, Riomaggior, es el pueblo más cercano a La Spezia, no se pierdan, de subir a la Torre del Reloj para disfrutar de unas hermosas vistas.

-Pisa:

En tu visita a Italia, no puede faltar la cuidad de Pisa con la típica foto sujetando la Torre de Pisa que es patrimonio de la humanidad. Pero además en esta ciudad hay muchísimas más cosas para ver y hacer. Esta ciudad universitaria, llena de vida, por la noche los pubs, vinerías y clubes se llenan de jóvenes haciéndola realmente atractiva. Durante el día no se pierdan de visitar la Chiesa de Santa María della Spina, lugar donde se custodio durante muchos años la corona de espinas de Jesús, el Palazzo della Carovana, o el Museo Nazionale di Palazzo Reale que forman parte del corazón de la ciudad.

Al momento de comer, no se pueden perder de probar Le Pallete, gnocchis de harina de trigo con salsa al gusto o la arselle a la pisana, almejas en salsa. Aunque como en toda Italia, la pizza copa el menú de todas las trattorias y ristorantes.

Si querés informarte sobre los destinos favoritos entre los mieleros, acércate y contanos cuáles son tus deseos.

banner_institucional_hera5 (2)

 

Pin It on Pinterest

Share This