La noche anterior a la boda organizá el bolso que llevarás al hotel, la ropa interior, los complementos y el velo. Prepara también un kit emergencia para llevar al hotel y luego a la fiesta., te aseguramos que te sacará de un apuro a vos y a tus amigas ante cualquier imprevisto que pueda surgir.

En esta nota te dejamos un listado de lo que no debes olvidar:

¡NOVIA PRECAVIDA VALE POR DOS!

Tu perfume:

Podés elegir tu clásico perfume o darte el gusto de estrenar un nuevo para usar en esta etapa. Llevalo a la fiesta para darte algun retoque durante la noche.

Nada mejor que dejar el aroma de tu fragancia en la memoria de los invitados.

Cepillo de pelo:

La mayoría de los pienados duran impecables toda la noche, pero quizás después de tantos abrazos, saltos y bailes quieras retocar tu pelo.

Pinza para depilar:

Te recomendamos realizar tu depilación una semana antes del gran día, pero si aparece un pelito debes tener como solucionarlo.

Horquillas:

Para atacar un flequillo rebelede o esos cabellos que se escapan en medio de la fiesta.

Toallas femeninas:

Por si acaso,no las olvides.

 

Pañuelos descartables:

La sensibilidad estára a flor de piel y los pañuelos descartables se convertiran en tu gran aliado, en cualquier momento de la noche.

Kit retoque

Polvo compacto, brillo y rubor, los aliados perfectos para realizar cualquier retoque a lo largo de la fiesta. Ideal para después de la cena o luego de tantos saludos.

Costurero:

Un gran aliado que te salvara de cualquier imprevisto. Un botón, un cierre o un dobladillo.

Curitas:

Con zapatos nuevos siempre corremos riesgos de ampollas y lastimaduras y nada mejor que un paquete de curitas para salvarnos y poder bailar felices toda la noche.

 

Medias de repuesto:

Por las dudas, para salvarte a ti, a la madrina o a tus amigas.

Pastillas para el dolor de cabeza y sales digestivas:

Siempre son útiles y sobretodo para el día después. Luego de tanto brindar, nadie se salva de una resaca

Pin It on Pinterest

Share This